Revisión: la rockera Patti Smith todavía tiene el poder en Minneapolis

Patti Smith, la poeta laureada del punk rock, nunca ha sido de las que se muerden la lengua.

'No he visto a tanta gente sin máscara desde la convención republicana', dijo Smith el sábado por la noche en el Surly Brewing Festival Field en Minneapolis, poco después de que se quitó la máscara.

Smith instó a la seguridad pública pandémica. Y, como siempre, instó a la gente a soñar, votar, hacer huelga, amar, crear y 'usar su voz'. El miembro del Salón de la Fama del Rock y el galardonado autor de memorias mezclaron la política con la poesía y el rock 'n' roll rítmico en una actuación al aire libre a veces emocional, a veces ingeniosa, a veces desigual y, en última instancia, ganadora de 100 minutos.

En su primera aparición en Twin Cities en cuatro años, Smith dio un saludo a los amigos músicos de Minnesota recientemente fallecidos, Grant Hart yTony Gloverasí como el líder de Grateful Dead, Jerry García, de quien dijo que nació el 1 de agosto y murió el 9 de agosto, por lo que todavía estaba celebrando la Semana Jerry de nueve días.

Smith saludó a Bob Dylan, aunque ella no reconoció que estaba en su estado natal o que tenía un papel en la aceptación de su Premio Nobel de Literatura (ella cantó su 'A Hard Rain's A-Gonna Fall' en la ceremonia él no asistió en Estocolmo pero ella falló la letra).

Ella entregó 'A Hard Rain' el sábado, con anteojos y una hoja de letras en la mano. A medida que la andanada prolija continuaba, su urgencia aumentaba. 'Donde el negro es el color', gritó con penetrante vitriolo, 'donde ninguno es el número'. Apretar los puños, suplicar 'vamos' a la multitud para cantar el coro y gritar la coda 'Bob Dylan, que prevalezca', todo habla de la potencia y la intensidad de esta lectura. Patti Smith se presenta en Surly Field el sábado 7 de agosto de 2021 en Minneapolis. ] ANTRANIK TAVITIAN • anto.tavitian@startribune.comLa gente disfruta de las actuaciones de Gregory Alan Isakov y la miembro del Salón de la Fama del Rock Patti Smith en Surly Field el sábado 7 de agosto de 2021 en Minneapolis.

Durante el resto de la serie, Smith pareció estar en su momento más potente cuando revisó material de principios de su carrera. Abrió con 'Redondo Beach', el ritmo de reggae de su magnífico álbum debut de 1975 'Horses'. ¿Algún rockero, y mucho menos uno que tiene 74 años, baila con más gracia interpretativa y con alma al ritmo de su propia música?

Su embriagador mashup de 'Land' y 'Gloria', también de 'Horses', fue el punto culminante indiscutible, completo con una perorata poética improvisada sobre COVID-19. Otros dos clásicos, 'Pissing in the River' y 'Dancing Barefoot', también animaron a la multitud de 3.500 personas.

Para cambiar de ritmo, el antiguo colaborador de Smith, el guitarrista Lenny Kaye, ofreció un popurrí de 'I'm Free' de los Rolling Stones y 'Walk on the Wild Side' de Lou Reed, que dedicó a Soul Asylum, 'mi Minneapolis favorita. banda.' La banda de Smith también contó con miembros veteranos Jay Dee Daugherty en la batería y Tony Shanahan en los teclados y el bajo, además de su hijo, el guitarrista Jackson Smith, quien hizo un ingenioso solo al estilo García en 'Grateful'.

En concierto, Smith siempre comparte lo que piensa. En un momento de humor el sábado, se disculpó burlonamente por escupir en el escenario y luego se limpió con una toalla. En una nota más seria, señaló que el viernes por la noche en Evanston, Illinois, pudo tocar solo siete canciones (antes de que la lluvia cortara las cosas) en su primer concierto en Estados Unidos desde marzo de 2020. En Minneapolis, la lista de canciones se extendió a 14 selecciones.

El sábado no fue la más satisfactoria de las apariciones de Smith en Twin Cities, que se remontan a una lectura de poesía en 1972 en Walker Art Center. Ha presentado espectáculos memorables en First Avenue, y sería difícil superarla.Concierto Northrop 2017en la que interpretó 'Caballos' en su totalidad y otros 50 minutos de su arte trascendente. La actuación del sábado se arrastró por momentos, careció de impulso y terminó en frustración.

El micrófono de Smith no funcionó durante gran parte del bis de 'People Have the Power', su siempre liberador y empoderador himno de 1988. ¿Por qué su ingeniero de sonido tardó tanto en notificarle el problema y corregirlo?

'Me preguntaba, algo grandioso debe haber sucedido', bromeó. 'Te deshiciste de mí'.

Luego se reenfocó y puso el concierto a toda marcha, mezclando canciones y poesía, política y esperanza, implorando a los fieles por su poder. 'Podemos cambiar el mundo', dijo. No lo olvide. Usar. Tu. Voz.'

Smith todavía está usando el suyo, feroz y artísticamente, después de todos estos años.

Gorjeo: @JonBream • 612-673-1719