La banda de glamour perdida Mott the Hoople festeja como si fuera 1974 en First Avenue

¿Quién sabía lo que nos habíamos perdido todos estos años?

Mott the Hoople, una influyente banda británica amada por el culto de la edad de oro del glam-rock, actuó solo una vez en las Ciudades Gemelas, en 1971, como telonero de Emerson, Lake y Palmer en el antiguo Teatro Guthrie.

Esa reserva fue un desajuste musical, una fecha prematura antes de que Mott encontrara el éxito con el David Bowie -abierto 'Todos los tipos jóvenes' en el 72 y luego hizo su última gira por Estados Unidos en el 74.

Mott the Hoople ’74, la alineación de Mott 2.0 más algunos acompañantes nuevos, se ha reunido parauna gira por ocho ciudades de Estados Unidosantes de una serie de espectáculos en Europa. Vaya, tuvimos suerte de estar en el itinerario.

La actuación de Mott el martes por la noche en la abarrotada First Avenue fue una emoción inesperada. ¿Quién podría imaginar que un cantante de rock, a dos meses de cumplir los 80, y su banda de veteranos canosos pudieran tocar con tanto vigor, arrogancia y espíritu? Este fue uno de los shows de rock 'n' roll más emocionantes en un club en los últimos tiempos.

Como Ian Hunter entregó letras vagamente dylanescas con un rasposo Rod Stewart voz, surgieron imágenes de otros héroes musicales. Había un poco de teatralidad bowiesca, reina -como mezcla de géneros y mucha guitarra Stonesian y saxofón tocando la bocina.

costo del implante dental de la universidad de minnesota

Sin embargo, en última instancia, imagina Bruce Springsteen con dolor de garganta frente a los despreocupados Caras en su apogeo. Si eso suena como su idea de una fiesta de rock 'n' roll alegre, ciertamente lo fue. Y rematarlo con el descarado humor del guitarrista hammy Ariel Bender.



el oasis en los lagos gemelos

'Eres demasiado amable', le decía el servicial hacha a la multitud entusiasta después de las canciones cuando no preguntaba '¿Pasamos la audición?'

Bender reemplazó al guitarrista cofundador Mick Ralphs , quien se fue para empezar Mala compañía, en el 73. pianista Morgan Fisher, el otro músico superviviente que estuvo de gira con Mott en el 74, también estuvo a bordo esta vez, junto con miembros de la Banda de diatribas, La banda de respaldo habitual de Hunter.

El concierto de 95 minutos aparentemente intentó recrear el álbum 'Live' de Mott de 1974, es decir, la versión de lujo.

Luciendo sus característicos lentes oscuros y rizos rubios, Hunter comenzó la velada cantando un poco de Don McLean ’ s 'American Pie', el éxito de 1971, y cuando llegó a la línea sobre 'el día en que murió la música', se detuvo y preguntó: '¿O no?' Luego, Mott se lanzó rápidamente a su celebración impulsada por el piano 'La Edad de Oro del Rock 'n' Roll'.

No solo fue una forma inteligente y entusiasta de comenzar el programa en 1974, sino que la yuxtaposición de esas dos melodías adquirió un nuevo significado más de cuatro décadas después.

Mott '74 pasó el resto de la noche demostrando que la música no murió. Su lista de canciones consistía en sencillos y pistas profundas junto con un par de versiones.

La banda de guitarras intensas aceleró 'Sweet Jane', el Lou Reed clásico que habían grabado y Hunter refundido Jerry Lee Lewis ’' Whole Lotta Shakin ’Goin’ On 'como un blues lento y en clave menor. Otros momentos más tranquilos dignos de mención incluyeron 'Descanse en paz' con el elegante piano de Fisher y 'Pearl‘ n ’Roy (Inglaterra)' destacando a J de ames Mastro mandolina.

Pero Mott te sacudirá, y eso fue lo que hicieron. Con Hunter uniéndose al asalto de la guitarra eléctrica, 'Walking with a Mountain' fue deslumbrante. El 'All the Way from Memphis' con pinchos de saxofón estaba jubiloso. Guiado por la ingeniosa guitarra slide de Bender, 'Marionette' era en parte Bowie, en parte Stones y toda euforia.

Y hubo un popurrí de seis canciones con temas como 'One of the Boys', 'Rock‘ n ’Roll Queen' y 'Violence'. Para el último número, Hunter alteró prudentemente la letra de 'violencia, violencia, es lo único que te hará ver sentido' a 'violencia, violencia, no tiene ningún sentido'.

Durante el popurrí, Mott roció algunos riffs del Torceduras Mala compañía y Chuck Berry e incluso una pizca del éxito en solitario de 1979 de Hunter, 'Cleveland Rocks', cantando 'Minneapolis rocks' una y otra vez.

rafting en aguas bravas del río Wolf

El bis trajo 'Saturday Gigs', una especie de autobiografía de los altibajos de la banda, y la canción que hizo famoso a Mott, 'All the Young Dudes', que se convirtió en un canto gigante.

Hunter, un hombre delgado con jeans ajustados y un polo lavado con ácido, desmiente su edad. Un poco profesional y no demasiado hablador (excepto cuando se burlaba de coquetear, como suele hacer, con un fan durante 'Dudes'), sin embargo, no podía ocultar su alegría al tocar esta música de su época dorada.

Cuando él y Bender rugieron en el mismo micrófono con el abandono de dos adolescentes que apenas incuban sus sueños de rock, nos recordó a todos, sin importar nuestra edad, la euforia, la liberación y la alegría total que trae el gran rock 'n' roll.