Revisión del concierto: Tom Petty agrega un toque nítido y nítido a sus éxitos familiares

Tal vez debería cambiar el apodo a Tom Petty and the Matchmakers. Porque cuando se trata de marketing intergeneracional en concierto, Petty es un maestro.

En la década de 1980, Tom Petty & the Heartbreakers realizó una gira con Bob Dylan. En la década del 2000, como teloneros, ha presentado a Jackson Browne, Pearl Jam y ahora a Steve Winwood, quien se unió a él el miércoles en Target Center con entradas agotadas.

Una banda en vivo fabulosa

La audiencia de Petty se ha vuelto más joven, con un notable contingente de adolescentes y veinteañeros entre la multitud habitual de baby-boomers y Gen-Xers en Minneapolis. La diversidad multigeneracional puede deberse a que los éxitos de Petty han sido un elemento básico en la radio de rock clásico desde la década de 1970 y a que Tom Petty & the Heartbreakers se han transformado en una excelente banda en vivo.

Durante tres décadas, Petty, ahora de 57 años, se ganó la reputación de ser un concertista relajado. Ya no. El miércoles fue tan agudo, concentrado y entusiasta como en sus dos memorables conciertos de 2006 en St. Paul. Este espectáculo puede haber sido incluso mejor: consistencia incondicional, una lista de canciones emocionante para la multitud con algunas sorpresas y un espectáculo de luces genial, con cubos gigantes (transmisión de video en vivo de la banda) que cuelgan como adornos en un árbol de Navidad sin agujas hecho de andamios.

sears en san pablo mn

A pesar de que Petty estaba tocando en su mayoría éxitos de radio de medio tempo familiares, la música tenía más inmediatez, empuje e impacto en vivo. Parte del mérito es para el brillante y propulsor baterista Steve Ferrone, quien firmó en 1994. Y mucho es para el eternamente subestimado guitarrista Mike Campbell ('el co-capitán', como Petty lo presentó), quien fue elocuentemente expresivo, notablemente versátil y francamente emocionante.

Los Heartbreakers se aceleraron con la menos conocida 'Saving Grace' (escrita para la película 'Elizabethtown'). Una rara adición uptempo al repertorio, cambió de un Bo Diddley a un ritmo de John Lee Hooker cuando Campbell y Petty se dispararon por separado en las guitarras y luego se atascaron.



Si bien eso fue un placer para la multitud, los 15,000 fanáticos totalmente entusiasmados cantaron en voz alta con los más suaves 'Free Fallin' y 'Learning to Fly'. Otros aspectos destacados fueron el deliciosamente dramático 'Breakdown', la carga 'Running Down a Dream', el abrasador 'Refugee', los Travelling Wilburys 'galopando' End of the Line, el pisando fuerte y juguetonamente Dylanesque 'Gloria' y el alegre más cerca, 'American Girl'.

La única decepción con el set de 110 minutos de Petty fue que Winwood, de 60 años, cuyos favoritos de los 60, 70 y 80 emocionaron a la multitud, no actuó con él y los Heartbreakers, como ha sido el caso en varios otros conciertos en la gira de este verano. Esa habría sido una perfecta armonía intergeneracional.

Para obtener una lista de canciones y los comentarios de los fans, vaya awww.startribune.com/poplife

Jon Bream • 612-673-1719