El premio Nobel de 2006 Pamuk es investigado por insultar al líder

ANKARA, Turquía - La Academia Sueca que elige a los Premios Nobel de Literatura dijo el lunes que estaba siguiendo el caso contra el premio Nobel turco Orhan Pamuk, quien está bajo investigación por supuestamente insultar al fundador de la Turquía moderna en su última novela.

En un breve comunicado, la Academia Sueca dijo que espera que Turquía respete sus compromisos internacionales y que está monitoreando el 'trato' que recibe Pamuk -quien ganó el premio de literatura en 2006- en el país.

Las autoridades turcas iniciaron una investigación sobre Pamuk a principios de este año después de que un abogado con sede en Izmir, en el oeste de Turquía, afirmó que el autor insultó al fundador de Turquía, Mustafa Kemal Ataturk, en su última novela, 'Noches de plaga'. El abogado afirmó que los pasajes de la novela violaban las leyes que protegen la memoria de Ataturk.

La investigación resultó inicialmente en una decisión de no procesar, pero el abogado apeló la decisión y la investigación se ha reabierto.

Pamuk y su editorial, Yapi Kredi Yayincilik, han negado las afirmaciones de que la novela insulta a Ataturk.

'En las 'Noches de la peste', en las que trabajé durante 5 años, no hay falta de respeto por los heroicos fundadores de los estados nacionales', dijo Pamuk en el sitio web de noticias Bianet. 'Al contrario, la novela fue escrita con respeto y admiración por estos líderes libertarios y heroicos'.

Los turcos todavía veneran a Ataturk, quien esculpió la Turquía moderna de las cenizas del Imperio Otomano a raíz de la Primera Guerra Mundial.



Antes de ganar el premio Nobel, Pamuk fue juzgado en Turquía por cargos de 'insultar el carácter turco' después de decirle a un periódico suizo que 1 millón de armenios fueron asesinados en territorio turco a principios del siglo XX.

Los historiadores estiman que, en los últimos días del Imperio Otomano, los turcos otomanos mataron hasta 1,5 millones de armenios en lo que se considera el primer genocidio del siglo XX.

Si bien Turquía admite que muchos murieron en esa época, el país ha rechazado el término genocidio, diciendo que el número de muertos está inflado y que las muertes fueron el resultado de disturbios civiles durante el colapso del Imperio Otomano.

El juicio contra Pamuk fue luego desestimado por un tecnicismo.